Postales

Las postales no pretenden viajar a tierras lejanas, aunque si llevan nuestra marca más allá de las fronteras no nos vamos a enojar. Son piezas gráficas para exigentes. Y si logran impactarnos, se convertirán en material de colección que nos veremos obligados a conservar (nuestros cajones, paredes y repisas no nos dejan mentir).
Si los folletos pretenden abarcar el mayor público posible, las postales buscan llegar a ese exclusivo que adorará tus productos. Si su destino no es pasar por debajo de la puerta, entonces es una buena idea dejarlas en puntos claves de la ciudad donde frecuenten tus potenciales clientes teniendo en cuenta sus gustos y hábitos de consumo: bares, cafeterías, una librería de tu barrio, un centro de estética o peluquerías.

Las postales son muy requeridas por las compañías de teatro o productoras de eventos, que las entregan como souvenir, recuerdo, o merchandising, de una obra, concierto o exposición. Pero no creas que es su único uso. Muchas marcas recurren a las postales para comunicar productos específicos o como carta de presentación.

Son impresos de alta calidad para deleitar a la vista y al tacto: papeles gruesos o cartulina; laqueados o laminados en OPP Mate.
Siempre a todo color, en tiradas cortas o grandes cantidades.

¿Te interesan las postales y no se te ocurre cómo implementarlas?
Somos una fábrica de ideas y soluciones



Una respuesta a “Postales”

  1. avatar Sildenafil dice:

    Hello! Cool post, amazing!!!

Deja un comentario